dimecres, 31 de desembre de 2008

En busca del patrimonio perdido de Baleares

En busca del patrimonio perdido de Balears

Expertos y gestores en patrimonio creen que a la reivindicación histórica de los Bous de Costitx habría que sumarle multitud de piezas baleares de gran valor histórico que se encuentran repartidas por la geografía española y mundial

M. ELENA VALLÉS. PALMA.

No se tiene constancia absoluta de todo el patrimonio balear que pulula por multitud de museos y centros artísticos del mapamundi. No hay registros concluyentes. Eso sí, para el profesor de Prehistoria de la Universitat de les Illes Balears (UIB) Simón Gornés "daría para un nuevo museo". DIARIO de MALLORCA ha recabado información a partir de entrevistas con expertos, gestores y políticos para dibujar un mapa del patrimonio balear perdido a causa del abandono histórico al que ha sido sometido por parte de administraciones, sociedad civil y legisladores.El profesor de Prehistoria de la Universitat de les Illes Balears (UIB) Víctor Guerrero aguarda en su despacho provisto de una copia del anuario de excavaciones que el Institut d´Estudis Catalans (IEC), con el profesor Josep Colominas como proteico cabecilla de la sección de arqueología, llevó a cabo entre 1915 y 1920 en Balears. Ésta es tan sólo una pequeña muestra que quedó registrada y que permite hacerse una idea de "lugares que fueron completamente vaciados y merendados por la brigada de este arqueólogo". Guerrero recuenta en las páginas de este documento cerca de diez yacimientos, entre cuevas que eran necrópolis y poblados, de los que se llevaron un "incalculable número de piezas. Piensa que cargaron todo aquello que estaba casi entero y los elementos más valiosos de bronce. Los muertos no los transportaban", señala Guerrero. Simón Gornés, también diputado del Partido Popular y ex conseller insular de Cultura de Menorca, recuerda que la ley sobre patrimonio antes de 1933 era una especie de "concesión divina. Si alguien se encontraba algo en un espacio público, pues automáticamente pasaba a ser de su propiedad. Nadie debía rendir cuentas al Estado". Por otro lado, advierte que era "normal" que se llevaran las piezas, "pues hasta el año 1958 no tuvimos el Museu de Mallorca. Aquí no había lugar donde conservarlas". Ambos profesores indican que "no hay que perder de vista en ningún momento que no sólo están fuera de Balears los Bous de Costitx, reivindicación necesaria, pero también política", según Gornés.De todos estos yacimientos vaciados a principios de siglo, el Museu Arqueològic de Barcelona tiene expuestas una decena de vitrinas con objetos de bronce, sobre todo. "Podríamos destacar las piezas del depósito de bronce de Lloseta, hallado casualmente en 1.898 y datado en el año 1.000 a. C.", especifica Guerrero. Para Gornés, esta colección de piezas tiene "tanto valor arqueológico como los Bous de Costitx pues está toda la panoplia o armería de la élite de la época. Hay una espada, un espejo, un pectoral, una brida, una diadema, un cintillo y una punta de lanza". Otro yacimiento que asimismo fue desvalijado es el de Capocorb. En su santuario se encontró una cabeza de toro en bronce que también se encuentra en el Arqueològic de Barcelona. En Son Cresta (Llucmajor), se hallaron tres toros más. Son de Son Taixaquet varios cuernos de toro y diez aves sobre espigón de bronce. Todos estos materiales, como una estatuilla de Minerva descubierta en Santanyí, están de nuevo en el Arqueològic de Barcelona.Simón Gornés continúa dilatando la lista de patrimonio balear que se halla extramuros: "Hay un busto de bronce del emperador Tiberio, localizado en Mahón durante la ocupación francesa de la isla, que fue adquirido por el Cabinet des Médailles de la Biblioteca Nacional de París. Una placa escrita con caracteres púnicos procedente de Es Culleram (Eivissa) se puede visitar en el Museo Arqueológico de Alicante. O un protomo de toro coronando un cuerno que fue hallada en Talapí (Llucmajor) se encuentra en el Museo de Prehistoria de Valencia". Suma y sigue. Una serie de estatuillas protohistóricas de bronce de Mallorca y de Menorca están depositadas en la Hispanic Society of America de Nueva York. Obras de arteLa directora del Museu de Mallorca, Joana Maria Palou, aporta al reportaje una enumeración sobre algunas de las piezas más significativas de patrimonio artístico que se encuentran en museos extranjeros y "que no deberían haber salido de la isla, pues conforman nuestra historia del arte". En primer lugar, se refiere a parte importante de las colecciones del cardenal Despuig, que salieron de Mallorca a principios del XX. Buena parte de la colección clásica de este prelado se puede visitar en la gliptoteca de Estocolmo. Un retablo de Gerard David de finales del siglo XV y principios del XVI se puede contemplar en el National Gallery of Art de Washington o una pieza de Francesc Comes de finales del XIV y principios del XV, en el Museo Isabella Stewart Gardner de Boston. En el londinense Victoria and Albert Museum hay una parte de un retablo de alabastro del siglo XV que estaba en el oratorio del Sant Sepulcre y una pieza de orfebrería de la misma época. En el Hermitage de San Petersburgo se halla un copón para la liturgia de finales del XIV que al parecer podría proceder de la parroquia de Sant Miquel de Palma. En el país vecino, Portugal, en el Arte Antiga de Lisboa, se puede visitar la tabla central del retablo -realizado por Jaume Serra en el siglo XIV- de la capilla real, conocida como la de Santa Ana, del Palau de la Almudaina. Un retablo de Joan Desí se encuentra por piezas en distintos centros artísticos. Por un lado, dos partes son de la Arqueològica Lul·liana y están depositadas en el Museu de Mallorca. Otras pertenecen a colecciones particulares y otras -las más espectaculares- están en el Museu Nacional d´Art de Catalunya (MNAC) y en la Biblioteca de Catalunya, en BarcelonaPalou añade que alguna pieza que se tiene constancia que en los años 20 y 30 estaba en Mallorca "ha aparecido ahora en algún museo de Galicia". Incluso en los 90 salieron todavía algunas obras de la isla que se fueron a Londres para ser subastadas en Christie´s. "Piensa que el artesonado mudéjar de Can Verí -que se quemó en enero de 2007 en una nave de la conselleria- se adquirió en esta casa de subastas, pues había salido de Mallorca junto a otras piezas". Soluciones políticasVíctor Guerrero y Simón Gornés coinciden en que el retorno de todas estas piezas no "sería posible" en estos momentos, porque "el Museu de Mallorca no está en condiciones para absorberlas. Primero porque no hay salas habilitadas y después porque no hay ningún arqueólogo allí", insiste Guerrero. Gornés continúa: "Estoy de acuerdo con que vuelvan las piezas si las infraestructuras son idóneas". Ambos se preguntan por qué razón sólo se reivindican los Bous de Costitx -que fueron adquiridos por parte del Museo Arqueológico Nacional por 3.500 pesetas en su momento- y las armas de Jaume I por parte de Balears. Para el diputado popular Gornés, habría toda una intención política detrás de la exclusiva reivindicación por parte del senador balear Pere Sampol (PSM) de los Bous de Costitx. "Si consiguen su retorno es como si las islas ganaran una batalla contra el Estado, pues están en el Arqueológico Nacional. Lo mismo pasa con las armas del rey Jaume I. El Ayuntamiento de Palma era su propietario y las regaló a la Casa Real. Conseguir su retorno sería ganar un segundo combate contra otra institución del Estado. En este caso, la Corona". En la pasada comisión de Cultura celebrada el pasado mes de septiembre en el Parlament, se llegó a un acuerdo a partir del cual la conselleria de Cultura adquiría el compromiso de elaborar una lista indicativa del patrimonio que hay fuera de la isla, "pues no hay ningún inventario técnico que controle todo lo que hay fuera", con el fin de poderlo reclamar en el futuro.Pere Sampol justifica que ha dado prioridad a los Bous de Costitx sobre otras piezas porque son emblemáticos y "porque conocía las inversiones que pensaba hacer el ministerio en el Museo de Mallorca para que allí se puedan acoger estas piezas, así como otras halladas en Son Corró". Sampol aprovechará la próxima comparecencia del ministro de Cultura para pedir que se presupueste un plurianual para la construcción del Museo de Pollentia, habida cuenta de que el Estado ya ha entrado en el consorcio de la ciudad romana. "Aquí podrán colocarse piezas de gran valor como un caballo de este yacimiento que también está en el Arqueológico nacional". El senador lo tiene claro: "Antes de reivindicar todo el patrimonio, hay que habilitar los espacios".

FUENTE: Diari Mallorca, versión digital,7/12/2008
http://www.diariodemallorca.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008120700_16_416427__CULTURA-busca-patrimonio-perdido-Balears