dijous, 12 de febrer de 2009

Ports encarga la prospección subacuática en busca de pecios en el puerto de Ciutadella

La empresa adjudicataria tiene dos meses y medio para sondear el puerto y Cala en Busquets

LAURA P. SALES

La Conselleria de Medi Ambient ha adjudicado, a través de Ports de les Illes Balears, la prospección arqueológica subacuática que permitirá determinar si hay barcos hundidos en el espacio del puerto de Ciutadella que se quiere dragar.
La UTE formada por Arqueològic Terrasub e Investigación y Técnicas Subacuáticas será la encargada de llevar a cabo el estudio por un importe de 108.426 euros. En cuanto presente la documentación necesaria, iniciará el proyecto que debe concluir en un plazo de dos meses y medio.
El contrato establece que la prospección se realizará con sondeos manuales, a través de la utilización de mangas de succión de agua y de aire, descartando la realización de un estudio geofísico previo.
Para ello, la adjudicataria deberá trazar un planteamiento previo de una retícula sobre la que se harán los sondeos de forma alternativa hasta cubrir toda la superficie del puerto de Ciutadella y la dársena de Cala en Busquets, es decir, un total de 18.000 metros cuadrados. Este tipo de prospección permitirá detectar los restos de pecios o concentraciones de materiales arqueológicos depositados en el suelo del puerto a lo largo de los siglos.
En el caso de que el equipo localice algún resto arqueológico, deberá avisar a las autoridades competentes. Entonces se ampliará el sondeo para determinar la cronología y extensión del hallazgo y así poder recoger el máximo de información posible que permita preparar una futura excavación arqueológica. Este equipo de trabajo estará formado por un arqueólogo director y cuatro técnicos arqueólogos con experiencia en este tipo de intervenciones.
Dispondrán de los medios necesarios para hacer inventario y clasificación del material en caso de necesidad. También se harán cargo de los trabajos de desalado, restauración y almacenamiento de los objetos arqueológicos recuperados hasta entregarlos al depósito que designe el Consell insular. Para ello tendrán cubas de agua, un equipo mínimo de restauración y un sistema de almacenaje de los objetos. Ports señala que en caso de localizar un pecio se ampliará el equipo de trabajo para agilizar el proceso.
Los colegios profesionales de arqueología ya advirtieron recientemente que en el fondo del puerto está documentada la existencia de cuatro barcos de época romana aunque podría haber hasta quince pecios sumergidos.
Estos días se están efectuando unas catas en la zona de Cala en Busquets de Ciutadella para comprobar si el material del suelo es apropiado para rellenar los cajones del dique que se construye en Ciutadella, según informan desde la Conselleria de Medi Ambient.
Por la parte de Sa Farola, un camión especializado perfora la tierra para tomar muestras que serán analizadas con la intención de saber si son idóneas.
Los cajones del dique de Son Blanc llegan desde Barcelona vacíos flotando sobre el mar. En cuanto se les asigna el lugar que deben ocupar para formar el brazo exterior del dique se rellenan de agua pero un tiempo después se les introduce material que termina de consolidarlos y se extrae el agua.

FUENTE: Diario Última Hora Menorca, versión digital, 12/02/2009
http://www.ultimahora.es/menorca/segunda-me.dba?-1+2013+463231